¡Deme chup chup de la cazuela!

A todo aquel filósofo de la vida cotidiana que se tercie. Reflexione sobre el título de un libro: “Cocinar hizo al hombre”. Piense en la diferencia entre la inmediatez del comer crudo, propia de un animal, y la de hacer un guiso, con conciencia y tiempo, propia de una persona.

¡Me encanta el chup chup de la sartén!

Viva  la transformación del champiñón crudo con el champiñón bien fritito. y el largo etc de platos que la gastronomía depara. Viva el placer de la vida y tan auténtico como es.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>