La primera riqueza, la natural

Si vivís en una ciudad os debe pasar como a mi, que prácticamente siempre compráis en el supermercado y por tanto, escasas veces veis el origen de los productos que consumís…
Esto tiene peligro, porque la ignorancia lo que hace es que el ignorante sea esclavo del que sabe. Por ejemplo, del que gestiona el agua, el que gestiona la luz, el que le ha construído la casa, el estado que le pone impuestos, los que le distribuyen la comida, y un largo etc de personas que de alguna manera controlan una parte de su vida.
Si sabes, puedes cuestionar, innovar y en todo caso, según y cómo pensar y ser algo más feliz y menos esclavo de tu ignorancia.

Volviendo al inicio de este post, la idea es que el ciudadano asocia riqueza al dinero y a los objetos que obtiene pero olvida la equivalencia natural que eso necesariamente tiene. Porque todo, absolutamente todo, tiene una materia de origen natural. Se hace raro pensar en ello pero es así. Investigando podíamos encontrar que el maiz es el origen de algunos combustibles de coches.
Con esta reflexión lo que pretendo es que la gente tome conciencia de la importancia de preservar la naturaleza y de respetarla, además de conocerla y explotarla.

Acerca de sandra

Quién me iba a decir a mi tantas cosas...
Esta entrada fue publicada en BLOG PARA DISFRUTAR. Guarda el enlace permanente.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>