Tomar contacto con realidades poco habituales tales como la existencia de una oveja, ¡por raro que suene!

polloasado

La ciudad nos obliga a tener un contacto cercano con realidades como los bloques de edificios, perros que hacen pipí en mobiliario urbano, coches, semáforos y guardias, y no nos acerca a cultivos ni mucho menos a la ganadería, que se podria considerar una realidad olvidada y dada por inexistente por mucha gente. La verdad es que compramos la carne en el supermercado y está envasada y puede pasar que no hayamos visto un cerdo en la vida.

Para combatir este hecho, yo recurro a salir de la ciudad de Barcelona y asistir a ferias como esta:

https://www.festacatalunya.cat/articles-mostra-8949-cat-fira_de_la_transhumyncia_de_santa_margarida_i_els_monjos.htm

Acerca de sandra

Me gusta el campo y vivo en una ciudad. Bueno, intento aprovechar todo lo que tengo al alcance y hasta he llegado a ver un olivo delante del Corte inglés, que pasa desapercibido, el pobre.
Esta entrada fue publicada en >¡Buena idea!. Guarda el enlace permanente.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>